noticias de ecologia y medio ambiente

El Ayuntamiento de Navaleno y la Junta de Castilla y León intentaron justificar la descatalogación de 2 hectáreas basándose en argumentos pueriles e impropios de unas autoridades que tienen la obligación de proteger los montes y hacer cumplir la Ley.

Por Sentencia de 16 de enero de 2015, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) ha declarado nula la descatalogación de una parte del Monte de Utilidad Pública nº 84 de Navaleno, promovida por el Ayuntamiento y auspiciada por el Jefe de la Unidad de Ordenación y Mejora del Servicio Territorial de Soria, con la finalidad de poder urbanizarla y construir un “Museo del Uniforme Militar”.

El Ayuntamiento de Navaleno y la Junta de Castilla y León intentaron justificar la descatalogación de 2 hectáreas basándose en argumentos pueriles e impropios de unas autoridades que tienen la obligación de proteger los montes y hacer cumplir la Ley.

En la Sentencia, el Tribunal reconoce en su “Fundamentos Jurídicos. Sexto” las deficiencias del procedimiento, y en su caso los incumplimientos legales realizados por la administración forestal:

1. Los terrenos pasaron de suelo no urbanizable protegido a suelo urbanizable en la modificación del planeamiento urbanístico de Navaleno del 2003, a pesar de que la Ley de Urbanismo establece la imposibilidad de urbanizar suelos integrados en un Monte de Utilidad Pública. Tal Cambio urbanístico produce desconcierto al Tribunal, tal y como reconoce en la siguiente frase de la sentencia “...sin que esta Sala acierte a comprender el motivo (de tal cambio de clasificación urbanística)....”

2. La exclusión de los terrenos aprobada no cumple con los preceptos de la legislación forestal; ya que tal exclusión NO supone una mejora para su gestión y conservación, y el nuevo perímetro creado es más irregular e indefinido y por lo tanto manifiestamente contrario a lo establecido en la ley (Art. 16.4 y 16.5 de ley de montes estatal 43/2003); y la excepcionalidad de la supuesta necesidad de suelo para edificar viviendas la contradice el propio ayuntamiento. Hay que tener en cuenta que en el año 2012 en Navaleno había de 345.645 m2 libres y disponibles para construir.

3. Para descatalogar un Monte de Utilidad Pública:

  • No se puede alegar el deterioro producido por el tránsito ilegal de motos y por la existencia de usos contradictorios con los fines del monte. El tribunal destaca y recuerda la obligación de la Junta CyL de adoptar medidas para eliminar las agresiones sufridas por ese monte, en vez de utilizarlas como argumentos para descatalogarlo
  • La necesidad de suelo urbanizable de propiedad pública no es una razón aceptable, sobre todo cuando Navaleno tiene cubiertas las perspectivas de demanda de vivienda.
  • La expectativa o intención de crear una “Sala Cívico-Militar sobre la evolución de los uniformes del Ejército”, no justifica la exclusión.

El Tribunal critica y desmonta con contundencia uno a uno los fraudulentos argumentos favorables a la descatalogación elaborado por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Soria y por el Ayuntamiento de Navaleno. El tribunal antes de declarar la nulidad de la Orden concluye finalmente que “…es un indudable que el terreno destinado a monte y catalogado como perteneciente a un Monte de Utilidad Pública no puede estar destinada a ser urbanizable, y no concurre causa alguna para la descatalogación”.

Esta sentencia muestra lo que venimos denunciado desde Asden-Ecologistas en Acción: que la Junta de Castilla y León y algunos Ayuntamientos tienen especial interés por especular urbanísticamente con los montes. Lo cual contradice el supuesto y ampliamente publicitado modelo forestal soriano como fuente de riqueza, empleo y recursos renovables.

Como ejemplos de esta especulación urbanística de los montes a nivel regional tenemos: la Ciudad del Golf en las Navas del Marqués (Ávila) en un pinar incluido en Red Natura 2000 y zona de nidificación de la Cigüeña Negra; la descatalogación del Monte Utilidad Pública La Oruca de Almazán (Soria) para construir una urbanización con campo de golf; el Parque del Ocio de Arlanzón (Burgos), urbanización con campo de golf en un Monte de Utilidad Pública de esta localidad; o el Complejo de Ocio Meseta Ski en Tordesillas (Valladolid) en un monte público previamente incendiado, la concentración motera Pingüinos en el Pinar de Antequera (Valladolid)…

Para “poner en valor” estos montes Juan Vicente Herrera y sus sucesivos Consejeros de Medio Ambiente no han dudado en utilizar todo tipo de técnicas políticas, administrativas y jurídicas declaradas ahora ilegales por los tribunales: cambios de normas urbanísticas, permutas, Decretos de declaración de interés regional, promesas electorales e incluso fraudes superlativos como la Ley de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria.

Ante las numerosas y contrarias sentencias la Junta se enroca en el discurso de que los jueces no saben interpretar las leyes ambientales, que las leyes están mal hechas o que la sociedad se equivoca al judicializar la política del Partido Popular. Desde Asden-Ecologistas en Acción pensamos que ya es hora de que la Junta de Castilla y León renueve su política, y a sus directivos ambientales y funcionarios de libre designación en “comisión de servicio”.