Diario de Soria.es

Navaleno se viste de rojo y gualda

| T. C. / Navaleno |

Alrededor de 300 personas se sumaron ayer en Navaleno al Homenaje a la Bandera y a los quintos, un acto protagonizado por distintos cuerpos militares y presidido por el Jefe del Estado Mayor del Ejército (Jeme), Fulgencio Coll. El acto sirvió también a la localidad para ‘estrenar’ plaza -o al menos nombre- en homenaje a todos aquellos que fueron llamados a filas en la antigua ‘mili’.

Los actos, auspiciados por la Asociación Retógenes y el Ayuntamiento pinariego, comenzó con puntualidad con la llegada de los gastadores, los músicos y los miembros de la Sección de Honores del Cuartel General de las Fuerzas Pesadas de Burgos. Tras la llegada de Coll, quien pasó revista a la tropa se procedió al izado de la bandera, un «símbolo de la patria» que reconoce «a los españoles de ayer, hoy y siempre».
Posteriormente llegó uno de los momentos más emotivos con el descubrimiento de la placa de la plaza de los Quintos, a cargo del más veterano de la localidad, Prudencio Rupérez. A sus 102 años, 81 después de que fuese llamado a filas, recibió con humor y cariño el aplauso del pueblo y una bandera de mochila con la que Coll le obsequió. Este tipo de enseñas se empleó hasta 1927. Llevada por fuera, señalizaba una avanzadilla, aunque muchas se emplearon como mortajas o acabaron siendo parte de los recuerdos de los soldados de aquella época.