La empresa de muebles Navaleno presenta un ERE para la suspensión de sus siete contratos
La duración de la regulación, que afecta a toda la plantilla, está prevista por la firma en 15 meses
Ical. Soria

La cooperativa de muebles Navaleno presentó este lunes la solicitud de autorización de expendiente de regulación de empleo para poder llevar a cabo la suspensión, durante 15 meses, de los contratos de siete trabajadores por cuenta ajena a su plantilla, tres de ellos hombres y cuatro mujeres.

La empresa dedicada a la fabricación de muebles ya presentó en 2009 una solicitud para los mismos trabajadores por periodo de un año, que le fue autorizado por la Oficina de Trabajo de Soria.


El periodo de consultas entre la empresa y los representantes de los trabajadores está abierto en estas semanas.

Durante este tiempo se analizarán las causas motivadoras del expediente, la posibilidad de evitar o reducir sus efectos y las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias para los trabajadores afectados y para posibilitar la continuidad y viabilidad del proyecto empresarial, según informan desde la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Soria.


La firma pinariega ya tuvo autorizado otro ERE, presentado en 2009, por causas de baja producción, que supuso la suspensión de los contratos durante varios meses La cooperativa, está formada en la actualidad por siete trabajadores contratados, y trece socios cooperativistas, tras ocho contratos rescindidos el pasado mes de septiembre.

La firma se ha visto obligada a presentar el expediente ante el continuo descenso de los pedidos.


La autoridad laboral procederá a examinar la documentación que acompaña la solicitud de suspensión de los contratos de trabajo, que viene motivada por causas de índole productiva.

A partir de ahora permanece abierto el periodo de consultas entre la empresa y los representantes de los trabajadores, en el que se analizarán las causas motivadas de los expedientes, la posibilidad de evitar o reducir sus efectos y las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias hacia los trabajadores afectados.


A principios del año 2008, la plantilla de la cooperativa, que continúa con su producción de muebles de calidad, estaba formada por 28 trabajadores, de los cuales 13 son cooperativistas y 15 eran empleados. Tras la rescisión de contratos, la industria se quedaba con siete trabajadores.

En aquella ocasión, el despido afectó a varias familias de la localidad, con trabajadores que llevaban casi dos décadas en la empresa, incluso en uno de los casos los dos miembros de un matrimonio se quedaban sin trabajo.


La cooperativa Navaleno se creó en la localidad pinariega de la provincia de Soria a principios de los años ochenta del pasado siglo con el fin de fabricar muebles de madera de pino, nogal y de cerezo.

En la pasada década, vivió una importante ampliación de las instalaciones, levantándose una nueva zona de exposición y aumentando las posibilidades de llegar a un mercado mayor. Los muebles se han repartido por toda la geografía peninsular, y la propia cooperativa fue germen de otras empresas del mismo sector.

Hoy en día, sigue siendo una de las referencias del mueble de la provincia, y ha contribuido a crear una marca propia en el mueble de la comarca pinariega, junto con las firmas de Duruelo de La Sierra y Covaleda, también en la zona soriana.