Heraldo de Soria

Sucesos
Fallece un joven de Navaleno en un nuevo accidente de tráfico
Ocurrió de madrugada al salirse de la carretera el coche en el que viajaba, resultando herido leve el joven que lo conducía
Heraldo

Un joven de 27 años, vecino de Navaleno, hizo aumentar ayer a cuatro el número de víctimas mortales que se han cobrado las carreteras sorianas en lo que va de año, tras el accidente ocurrido el pasado jueves en la carretera N-111 a su paso por el término municipal de Adradas, en el que fallecieron otras dos personas, vecinas de Pozuelo de Alarcón; y un tercer suceso, registrado el 5 de marzo, en el que perdió la vida, en esa misma carretera y en el mismo término municipal, otra joven vecina de Coscurita.
El último siniestro tuvo lugar a las 05.40 horas de ayer en kilómetro 401 de la carretera N-234, dentro del término de Navaleno, al salirse de la vía por su margen izquierdo un turismo Renault Megane que circulaba dirección a Soria. A causa del accidente resultó herido leve su conductor, C.P.G., de 25 años de edad; falleciendo un segundo ocupante, J.L.A., de 27, ambos vecinos de Navaleno.
Miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Soria se personaron en el lugar del suceso a fin de garantizar la seguridad del tráfico, atender a los accidentados e instruir el correspondiente atestado para la Autoridad Judicial.
Detenciones
En otro orden de cosas, agentes del puesto de la Guardia Civil de Almazán procedieron, a las 17.00 horas del viernes, a la detención en esta localidad de G.P., de 33 años de edad, nacionalidad polaca y residente en la villa, como supuesto autor de un delito de lesiones de malos tratos en el ámbito familiar al haber agredido a su esposa, según los datos recogidos en la denuncia de la víctima.
El puesto de Almazán puso en marcha los protocolos en vigor en materia de protección a las víctimas de violencia de género e instruyó las correspondientes diligencias, que, junto con la persona detenida, fueron puestas a disposición judicial.
Con anterioridad, a las 23.40 horas del pasado jueves, miembros del puesto de la Guardia Civil de Gómara detuvieron al cordobés J.P.B.R., de 39 años de edad, dado que en el transcurso de una identificación que le fue efectuada en la localidad de Almenar, se pudo saber que un Juzgado de Ciudad Real había dictado una orden de búsqueda y captura contra él.