NAVALENO
Nace Navaleno Micológico como un recorrido por las setas con las especies más comunes y la gestión sostenible

"A Navaleno se le empieza a conocer ya más por las setas que por el verano". La frase, pronunciada por una asidua de la localidad pinariega ejemplifica muy bien el giro que se ha vivido en los últimos años, donde el núcleo de población, pionero del turismo de segunda residencia por los años 50, se ha transformado en capital de las setas en la provincia de Soria.



chusja andrés | Así se remarcó ayer con el nacimiento de Navaleno Micológico, concebido como una completa muestra sobre las setas, desde las especies más comunes, a la gastronomía, la transformación y conservación, las nuevas tecnologías o la historia del aprovechamiento del recurso en Navaleno.

El delegado territorial de la Junta en Soria, Carlos de la Casa, incluyó el proyecto del centro en la apuesta de la entidad autonómica por el desarrollo rural en el marco de una política social con apoyo a la creación de empleo, al ámbito educativo y al turismo.

Hizo referencia el delegado a las 165 empresas creadas con el programa Red Mujer, y repartidas tanto en la ciudad de Soria como en la provincia. Destacó De La Casa la importancia de generar alrededor de este recurso una serie de servicios para que la gente que llega a Navaleno permanezca más tiempo en la localidad, y puso el ejemplo de las casas rurales y comedores, que alargan la estancia de los visitantes.

Red comarcal biprovincial.

El alcalde de Navaleno y vicepresidente de la Diputación Provincial de Soria, Domingo Heras, incluyó el centro, ahora ya musealizado, dentro de una amplia red comarcal biprovincial, que incluye el Centro de Interpretación del Cañón de Río Lobos, que permanecerá ahora temporalmente en San Leonardo de Yagüe, el Aula del Bosque de El Amogable, el Centro de La Fuentona, el Museo del Bosque de Vinuesa y la Casa de la Madera de Revenga.

"No es cierto que el visitante venga sólo a descansar", decía el alcalde confirmando que quienes llegan a estas tierras necesitan de una serie de servicios, de complementos y actividades. El perfil del visitante lo sitúa Heras entre los 30 y 45 años, que en "muchos casos vienen con niños y hay que darles algo que hacer".

El impulso de la asociación.

El recorrido por la muestra fue realizado por José Antonio Lucas, jefe del Servicio de Medio Ambiente de la Junta en Soria, a quien tanto el delegado como el alcalde agradecieron su entrega y entusiasmo puestos en la iniciativa. José Antonio Lucas recordó que el centro se ha hecho en Navaleno por la existencia de una asociación micológica que está divulgando el mundo de las setas desde la pasada década.

Acompañaron a Lucas, Fernando Martínez, del Centro de Valonsadero quien, junto al jefe del Área de Informática de Cesefor, explicaron el avance en la predicción de la fructificación de especies en determinadas épocas del año, a través del micodata.

Paneles y madera.

El equipamiento del centro de Navaleno fue adjudicado por el Ayuntamiento a la empresa Imago de Jaén. El presupuesto económico rondaba los 60.000 euros, y ha incluido la muestra a través de paneles y mobiliario de madera, la cocina para la formación en gastronomía y la sala de audiovisuales.

Desde la entrada al centro micológico, se va introduciendo el visitante en el mundo de las setas. Un cartel de bienvenida, bajo las lamparas en forma de setas, una reproducción de la amanita cesárea y curiosidades en la historia de las setas sirven para dar los primeros pasos. La siguiente zona es la del reino de los hongos, y luego se pasa a la denominada ¿En qué nos ayudan las setas? con un mapa de la productividad micológica en la comarca y pautas para que el recurso sea sostenible. El siguiente módulo es el de Navaleno Micológico, con una historia en el recurso de la localidad. Hay un apartado especial sobre el boletus edulis, el hongo o miguel.

Conservación y gastronomía.

También se destaca el apartado de conservación y transformación que ha sido ratificado por Arturo Esteban, gerente del proyecto Micología y Desarrollo Rural, y un espacio para la gastronomía, coordinado por el maestre de cocina Millán Maroto, presente ayer también en la inauguración y con una serie de recetas en cocina gastronómica y que incluye un atril con un libro en el que quien quiera puede ofrecer sus recetas.

El área expositiva incluye también una relación de los principales hábitats seteros, con pinares, encinares, abedulares o quejigares, y una relación de las setas comestibles y tóxicas más comunes en la zona, así como los consejos y normas sobre las prácticas en la recolección.

Exposición en La Lobita.

A la apertura del centro ayer acudieron miembros de la corporación local, y representantes de las asociaciones de Navaleno, alcaldes y empresarios de la zona. Las instalaciones, que serán mostradas por Estela Munera, permanecerán abiertas desde las 12 a las 14 horas y de 16 a 19 durante esta temporada.

En el restaurante La Lobita permanecían expuestas ayer algunas especies recogidas esta temporada con senderilla, amanita cesárea, lepiotas y pie azul, entre otras. En su comedor se desarrollan las cuartas jornadas micológicas, con gran aceptación durante estos días.