DEPORTE SORIANO. LIGA PROVINCIAL DE FÚTBOL
Con el gol en la sangre

Juan Pedro Munera, delantero del Navaleno, es el máximo goleador de la Provincial con nueve goles en cinco partidos. El ariete de 22 años sólo ha dejado de marcar en un encuentro, en Langa, y espera lograr la treintena de tantos a final de temporada



José C. San José. Soria | Ronaldo prometió a principio de septiembre que esta temporada iba a marcar 35 goles con el Real Madrid. Esa promesa ya la hizo el año pasado y al final se quedó cerca de cumplir con su palabra. Juan Pedro Munera no quiere apostar, pero afirma que la treintena de goles es su objetivo para este año.

El delantero del Navaleno es el máximo goleador de la Liga Provincial transcurridas cinco jornadas de competición. Sus nueve dianas le sitúan como líder destacado en la tabla del "pichichi", incluso sin haber marcado en la última jornada. Su equipo perdió en Langa (4-2) y Juanpe, como le llaman sus compañeros, no pudo seguir sumando. "Siempre hace ilusión verse ahí, de máximo goleador, te sientes orgulloso, claro, pero no me obsesiona. No me creo bueno, ni me siento mejor que nadie, sólo soy uno más", apunta.

Los entrenadores ya le tienen "fichado". "A veces me hacen marcajes individuales durante todo el partido y resulta muy difícil jugar así. Una vez tuve a tres defensas pendientes de mí", explica el delantero nacido en Navaleno hace 22 años, que realmente lleva el gol en la sangre.

Esta es su tercera temporada en el equipo de su pueblo y su registro goleador lleva camino de ser histórico. En su primer concurso con el Navaleno se saldó con 27 dianas y el año pasado la cifra de aciertos ascendió a 33. "De vez en cuando en el vestuario alguien comenta que no hace falta táctica y que hay que darme todos los balones a mí, para que los meta... No me gusta ser el protagonista, sino uno más. Sólo intento ayudar al equipo con goles, pero, claro, me exigen y me cargan esa responsabilidad", comenta el delantero.

Hasta ahora, al menos, su olfato goleador no le está fallando. Anotar nueve goles en cinco jornadas -cuatro partidos si tenemos en cuenta que en el último no marcó- demuestra que Juanpe va a ser uno de los protagonistas -ya lo es- de esta Provincial 2005-06.

Zurdo, reconoce que no es buen cabeceador y que tampoco utiliza demasiado la pierna "mala". "Esta temporada sólo he marcado un gol con la pierna derecha. Fue ante la Valeránica. Normalmente meto muy pocos. Tampoco voy muy bien de cabeza, pero de vez en cuando sí que marco alguno así", recuerda.

Eso sí, también reconoce haber conseguido algún que otro gol "de chiste", de esos de los que los delanteros no se sienten tan orgullosos.

30 goles y una cena.

Los treinta goles que se ha propuesto conseguir no es una cifra que se marque como objetivo porque sí. La verdad es que es una forma curiosa de establecerse una meta a alcanzar: "En realidad viene de una apuesta que no hice yo. Fue un chaval, que me dijo que si conseguía marcar treinta goles me invitaba a una cena. Yo no dije nada. Con cena o sin ella, quiero llegar a ese número, unos treinta goles más o menos, pero no me voy a obsesionar con ello", insiste Juan Pedro.

Aficionado del Fútbol Club Barcelona, no es muy propenso a tener ídolos a los que imitar o referentes en las grandes estrellas. Eso sí, reconoce, como buen amante del mundo del balón, que ver a Ronaldinho es un gustazo, porque "es uno de los mejores jugadores del Mundo".

Como el "crack" brasileño, Juanpe también es un buen ejecutor de lanzamientos de libre directo. "Intento siempre tirar las faltas a colocar el balón, pero no siempre se consigue", afirma el pinariego, que este año ya lleva dos goles a balón parado.

Como buen delantero, Juanpe Munera se acuerda de los goles que ha ido marcando en esta Liga: "El primero fue ante el Ciudad de Quintana: recibí un pase, me fui de la defensa y batí al portero por bajo. En la segunda jornada marqué dos goles en el Burgo de Osma, los dos a balón parado, uno de penalti y el otro de falta".

Y es que Juanpe se plantó en la tercera jornada con tres dianas en su haber, cifra que duplicó ante el San Esteban. "Aunque marqué tres veces, perdimos 4-5. El primero lo hice tras una jugada en la que le robamos la pelota al portero; en el segundo, me anticipé a los defensas para rematar un pase desde la banda derecha y el tercero fue de penalti".

Ese día marcó un "hat trick", como dicen los ingleses, y en el siguiente partido repitió experiencia, esta vez, eso sí, con victoria por 0-3 ante la Valeránica, con protagonismo absoluto de Juanpe. "Me llegó un saque largo del portero y marqué, tras deshacerme del guardameta rival, el primer gol. El segundo fue después de fallar un penalti, del que recogí el rechace, y el tercero fue de falta", ratifica el goleador.

De los más de 60 goles que ha marcado en estos últimos años en la Liga Provincial no hay ninguno que le cause especial emoción, aunque sí hay algunos que recuerda con cariño, como en un Navaleno-Calasanz, cuando marcó en el último minuto el definitivo 5-4 para su equipo. "Ante el Abejar marqué uno desde el centro del campo, en el saque inicial", añade.

Como no es su primera temporada con un buen registro goleador, la pregunta es obligada, ¿no se le queda pequeña la Provincial?: "La verdad es que he tenido ofertas de equipos de Tercera división, como el Almazán, pero prefiero quedarme en Navaleno. Es mi pueblo, en el equipo somos un buen grupo de amigos y aquí soy feliz", explica el máximo goleador de la Liga Provincial.>

Vuelve el fútbol

Han pasado dos semanas sin fútbol en la Provincial, por el parón del Puente de Todos los Santos. Este fin de semana regresa la competición, con seis partidos en los que casi no se puede hablar de favoritos, después de cómo arrancó la Liga. Abejar y Visontium querrán mantener su privilegiada posición al frente de la tabla ante dos rivales de la zona media-baja Valeránica y Uxama B. Calasanz y San Esteban disputan un duelo igualado en la zona media. Ojo al duelo de colistas Tardelcuende-Ciudad de Quintana. Navaleno-Covaleda y Piqueras-Langa pueden colocar a alguno de ellos en la zona alta, más cerca de la cabeza.