HERALDO DE SORIASORIA

ACTIVIDA ECONÓMICA
La sequía podría suponer pérdidas de 3,5 millones en la comercialización micológica

Pocos sectores como el micológico está acusando más la ausencia de precipitaciones. La campaña, como todo el mundo sabe, presenta muy malas perspectivas, y sólo la llegada de la lluvia a lo largo de lo que resta de otoño, siempre y cuando las temperaturas no sean demasiado bajas, puede salvar algunas actividades relacionadas con el sector, eso sí, más las turísticas que las industriales.

VÍCTOR M. GARCÍA. Soria | Es muy difícil hacer cálculos sobre las pérdidas económicas que pueden darse en esta campaña, pues se trata de un sector sin apenas regulación ni control de precios en las transacciones económicas. Además, dichos precios varían mucho en función de las cantidades y las especies, fluctuando en algunas campañas de forma espectacular en pocos días.

No obstante, tomando como base un estudio realizado entre el Centro de Investigación Forestal que la Junta de Castilla y León tiene en Valonsadero, y el Centro de la Naturaleza Río Izana, se podría concluir que este año las pérdidas en la comercialización podrían superar los 3,5 millones de euros. A esta cifra se llegaría teniendo en cuenta la media de comercialización que establece el estudio en la provincia, que estaría sobre las 357 toneladas en boletus y 571 en lactarius, las especies más presentes en el mercado (dicho estudio calcula una potencialidad de producción de 981 toneladas de lactarius y 918 de boletus). Estableciendo un precio tipo de 3,5 euros por kilo para el lactarius y 5,5 para el boletus (un precio, hay que recordar, muy orientativo), y calculando que la comercialización en un año tan malo como el presente estaría sobre el 10% de seguir el tiempo en las mismas condiciones, el resultado sería de 1.767.150 euros que se dejaría de comercializar en boletus y 1.798.650 en lactarius, lo que arrojaría un total de 3.565.800 euros de pérdidas o, para ser más exactos, que se dejaría de ingresar.

La actividad micológica ha estado relacionada tradicionalmente con el ocio. Sin embargo, un número apreciable de recolectores han realizado un buen negocio en los últimos años, procediendo muchos de ellos de fuera de Soria. Iniciativas como Micología y Aprovechamiento Sostenible (MYAS), proponiendo por Ademas, trata de poner en valor este recurso, impulsando una regulación que ya está pasando de ser un proyecto a una realidad.

Importación

A pesar de que el micológico es un sector muy expuesto a los caprichos del tiempo, lo cierto es que en la provincia de Soria se está generando en los últimos años una estructura que pretende estar por encima de las dificultades de temporada.

En uno de estos extremos se encuentra la industria. A la vista de que la producción en Soria es prácticamente nula, algunas de las firmas instaladas han optado por traer productos del extranjero, como puede ser Francia y, sobre todo, países del Este de Europa. Tal es el caso de Elfos Fungi, según apunta Millán Maroto, restaurador que colabora con la empresa radicada en Cabrejas del Pinar.

Algo parecido, aunque en menor escala, sucede con las jornadas micológicas. Las de Navaleno pasan por ser las más veteranas que se celebran en la provincia. Jesús Javier Andrés, presidente de la Asociación Micológica de Navaleno, organizadora de la muestra, lamenta la falta de precipitaciones, aunque asegura que también otros años ha habido dificultades y la muestra ha salido adelante.

De continuar sin lluvias, para lograr un abanico grande de especies (el año pasado se presentaron 52), además de "patear" los montes cercanos, miembros de la asociación se desplazarán a lugares de la Península donde ha llovido en las últimas fechas y han aparecido setas, como es el caso de las Comunidades de la cornisa cantábrica.

A pesar de los malos augurios, el presidente de la asociación micológica prefiere ser optimista. "La verdad es que la situación no cambia demasiado respecto al año pasado, que también fue malo pero se pudieron hacer las jornadas. Si llueve un poco, creo que la vertiente turística aún se puede salvar", ha señalado. Las jornadas se celebran en el puente de Todos los Santos.

Boletín y permisos

Micología y Aprovechamiento Sostenible (MYAS), surgida al abrigo de la Asociación para el Desarrollo Endógeno de Almazán y su comarca (Adema), es una de las iniciativas que trabaja en la puesta en valor del sector micológico, para lo cual busca una regulación que persigue que la actividad deje más beneficios en las comarcas donde surgen las setas.

Apoyada también ahora en la Fundación Duques de Soria, la iniciativa está pasando de ser un proyecto piloto a convertirse en una realidad, según destaca Miguel López, su gerente. De momento, los montes de Tierras Altas y Pinares Llanos ya han entrado en este sistema de regulación, cuyo apartado más llamativo son los permisos para recolectar, permisos que distinguen entre la actividad de ocio y la comercial.

Para mejorar el servicio y facilitar este proceso a particulares y Ayuntamientos, MYAS, a través de su pagina web "www.MYAS.info", está incluyendo nuevos contenidos entre los que destaca un boletín informativo al que tienen acceso, por ejemplo, los establecimientos acogidos al proyecto Gastromyas. Del mismo modo, dentro de un par de semanas va a estar disponible un modelo de permiso de recolección. Para los que prefieran seguir el método tradicional, tanto en los establecimientos como en los Ayuntamientos y asociaciones pertenecientes al proyecto habrá disponibles unos modelos para realizar legalmente la recolección en las zonas de su ámbito de actuación.

Por otra parte, la iniciativa MYAS participa en unas jornada de análisis sensorial de setas que determinarán un panel de catadores.

Dichas jornadas, de 32 horas de duración, se celebrarán en los paradores de turismo de Gredos (Ávila) entre el 25-26 de octubre; Puebla de Sanabria (Zamora), 15 y 16 de noviembre, y Cervera de Pisuerga (Palencia), entre el 17 y el 18 de enero del próximo año.

Se han establecido un máximo de 20 plazas, realizándose la preselección por currículum. La preinscripción y la matrícula deberán remitirse por correo electrónico o fax al centro de la naturaleza Río Izana antes del próximo 10 de octubre.