FIESTAS
Danzas de Méjico y cultura de madera, protagonistas de las fiestas de Navaleno

Eas fiestas de Navaleno alcanzaron ayer su ecuador con el tradicional día de San Roque, patrón de la localidad, cuya imagen fue sacada en procesión por las calles centrales.

CHUSJA ANDRÉS. Navaleno | En la iglesia parroquial se volvieron a cantar ayer "Los gozos de San Roque", con la conocida letra en un texto que se reparte a todos los asistentes. La homilía fue realizada por el párroco de San Leonardo y Casarejos, Felipe Pérez.

En la procesión se bailaron tres jotas delante de San Roque y la Virgen, esta última llevada en parte de su recorrido por la Reina de fiestas, Miss verano y Damas de honor. Amenizó el recorrido la charanga de Huerta del Rey.

La tradición de San Roque en Navaleno traslada casi a la fundación del pueblo en el siglo XVI cuando, al igual que ocurría en otros núcleos del interior de la península, la peste se cebaba con la población y diezmaba los habitantes en estas zonas. En los cánticos de los gozos el estribillo dice: "líbranos de peste y males, Roque, santo peregrino", en alusión a la petición al santo, cuya imagen ha permanecido durante siglos en una ermita que llevaba su nombre junto a la carretera de la localidad de Navaleno, en la cercanía de las que más adelante fueron las Viviendas de los Maestros.

Hoy San Roque da nombre a una urbanización donde se encuentra la actual ermita, del siglo XX tras tirar el antiguo templo, y varios son los vecinos que llevan el nombre al coincidir su nacimiento con el 16 de agosto.

Por la tarde el dúo de Guipúzcoa formado por Luis y Javier lograron moldear las figuras de un pastor, una oveja y un perro ayudados por el motosierra, transformando tres troncos en tres bellas figuras que pudieron ser visitadas en el patio del colegio público de la localidad.

La tarde anterior, del 15 de agosto, fueron los componentes del Ballet Nacional de Méjico quienes dieron colorido a la jornada festiva, ofreciendo una exhibición del folclore mejicano desde los ancestros, con la cultura azteca hasta las conocidas rancheras y actuación de mariachis. El acto fue seguido por numeroso público que llenó el polideportivo de Navaleno.

Hoy miércoles es el día de la Comida de Peñas en la Fuente del Botón. La tarde estará ocupada por el parque infantil en el polideportivo y la fiesta de la espuma en el patio del colegio. Los festejos se extenderán hasta mañana jueves con la celebración de la caldereta que, tras el permiso concedido por la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento, se realizará en el monte como se viene llevando a cabo en años anteriores en la tradicional comida de la caridad de San Roque.

En el apartado de las anécdotas festivas ayer se produjeron dos pequeños accidentes por sendos camiones al cruzar Navaleno por la calle Carretas que desemboca en la carretera de Canicosa. La cabina de uno de los vehículos y las maderas de la carga del otro quedaron empotradas en uno de los puestos de ferias ubicados junto a la carretera, sin que hubiera que lamentar daños personales. El alcalde, Domingo Heras, ya recomendó al inicio de las fiestas patronales que durante estos días no se utilizaran los vehículos, salvo en caso de necesidad ante la congestión de las calles más céntricas.